¿Qué haré de comer hoy?

Manolo Valdez

En estos tiempos de encierro involuntario el recibir la comida lista en la puerta de tu casa es una de las comodidades a lo que la pandemia nos ha acostumbrado y las apps han tenido un nada despreciable incremento en sus ganancias hasta de un treinta por ciento, pero cuando pidas comida a algún restaurante o a alguna de las apps es importante mantener la atención en dos cosas fundamentales: primero cómo comer rico y sano, y segundo cómo pedir comida a domicilio sin gastar una fortuna.

Las apps de comida a domicilio han tenido un gran éxito, pero debemos de tomar en cuenta algunas consideraciones, algunos puntos cuando pedimos que nos lleven la comida a nuestro domicilio y estos puntos son:

1.- Antes de llamar debes tener claro lo que vas a pedir, si tienes alguna duda consulta la carta en las redes sociales del lugar a donde vas a pedir.

2.- Lo mejor es pedir por separado cuando tú platillo tenga el riesgo de humedecerse, por ejemplo si lo que tienes en mente incluye algún tipo de pan o de tortillas para que al momento de la entrega no pases y hagas pasar a la persona que te lo lleva un mal momento.

VIDA-Y-ESTILO-1

3.- También puedes preguntar si tienen envíos al “alto vacío”, pues algunos restaurantes tienen ese servicio y pueden enviarte los alimentos en bolsa de alto vacío, que significa que llevan la comida sellada lista para ser calentada.

4.- No solo de comida vivimos, no hay que olvidar pedir o comprar un buen pan; hay muchas panaderías que están sufriendo con esta pandemia y que mejor que apoyes al comercio local, por lo que ten a la mano su número de teléfono para que te aparten panes o pedir que te los lleven (muchas ya cuentan con el servicio a domicilio) para que acompañes tu comida.

5.- Como mencioné en puntos más arriba, busca en línea los menús en páginas oficiales, ya que uno de los errores que cometemos es creer que todos los menús vienen en la app a la que vas a llamar, por lo que siempre es recomendable que cheques las páginas y veas qué hay en el menú o llamar al restaurante y preguntar por el especial del día.

6.- Lo más importante es que tengas muy en claro lo que vas a pedir cuando llames, ya que esto ayuda a no hacer “bolas” a quien te tome el pedido y que no haya confusión, y sobre todo ahorras tiempo.

7.-  Recuerda que a los repartidores que te llevan la comida, aún con el incremento de pedidos, a ellos no se les refleja en el salario, como tampoco cuentan con seguridad social, ni aguinaldo, ni vacaciones, y si por desgracia sufren un accidente vial al momento de irte a entregar tu comida la empresa para la que trabajan no los apoya con medicamento, ni tratamiento; por lo tanto, cuando los recibas hay que ser empático, sé educado y cortes porque no sabes lo que han tenido que pasar para entregar tu pedido, pero sobre todo apóyalos con alguna propina y dales las gracias por llevar tu comida.


COMPARTIR