Ahorrar dinero en navidad

    Manolo Valdez

    No ahorres lo que te queda después de gastar, gasta lo que te queda después de ahorrar.

    Las navidades son las fechas más importantes del año. En ellas se junta la familia y se hace un desembolso económico en ocasiones muy exagerado, por lo que se debería pensar en una serie de ideas para que, colaborando todos, se pueda ahorrar dinero sin dejar de disfrutar de las fiestas. Lo más importante es organizarse bien y no dar por supuesto nada. Lo que debemos saber es, sean familias o amigos, cuantas cenas o comidas vamos a tener en esas fiestas. Al margen se dejarán las referentes a trabajo ya que no es una obligación asistir a ellas, por lo que si nuestra economía es muy justa lo mejor es no acudir. Una vez que se sepan, se puede acordar a cuáles iremos, cuales se realizan en nuestra casa y cuantas personas habrá en cada una. También podemos pactar qué menú haremos con la familia y qué es lo que cada uno llevará de comer, procurando que sea un plato o un postre, para repartir el gasto de cada comida. 

    1.- Organízate para estas fechas.

    Cuando hablamos de finanzas personales, siempre te recomendamos lo mismo: haz un plan con los ingresos y los desembolsos para conocer tu capacidad de ahorro, pero no solo en este momento, sino durante todo el año. Para las próximas semanas, considera los gastos de Navidad en regalos y en lo demás (decoración, cena, etc.), y sabrás de cuánto dinero extra debes disponer para hacer frente.

    2.- Limita tu presupuesto para regalos.

    Una de las grandes preocupaciones de cara a la Navidad son los regalos, y te aconsejamos que seas lo más estricto posible. Reflexiona sobre tu política en este sentido (a quién vas a regalar, quiénes son más prioritarios, qué jerarquización de gasto es la adecuada) y propón un límite que puedas cumplir (por ejemplo, una cifra por cabeza). Y lo más importante: no te salgas de él en ningún caso.

    3.- Ahorra en las pequeñas (y grandes) cosas.

    Como te decía antes, hay trucos que puedes aplicar durante todo el año, y nunca es tarde para incorporarlos si no lo has hecho ya. De cara a la Navidad notarás que cualquier pequeño ahorro es una ayuda: comprueba si puedes prescindir de algo en la compra semanal, si es posible mejorar los planes de telefonía, redes o energía, si puedes sustituir algunos planes por el entretenimiento en el hogar.

    4.- No vayas a la compra sin una previsión.

    Seguro que has oído en muchas ocasiones eso de que nunca debes ir de compras con el estómago vacío. Bueno, es un consejo de toda la vida que tiene bastante sentido y que hace diana en una idea clave: no te salgas de la previsión de gasto por impulsos momentáneos. Eso es más importante que nunca durante estas semanas. Vas a tener que hacer un gran desembolso y toda contención es útil.

    5.- Infórmate sobre campañas y promociones.

    Suele haber falsas leyendas en torno a esto: hay quien cree que usar descuentos y promociones les resta valor a los regalos, pero luego nos entregamos a días como Black Friday. Bueno, para eso están, para ayudarnos. 

    6.- Si puedes, adelanta algunas compras.

    Estamos convencidos de que conoces a muchas personas que lo hace, tal vez incluso tú. Un consejo interesante es el de repartir la adquisición de regalos en varios meses, para que el gasto no afecte de golpe a la economía de solo un mes. Eso te permitirá además pensar mejores ideas, enterarte de los mejores precios, comparar la compra presencial y la online y sobre todo quedarte más tranquilo.

    7.- Las reglas de los expertos.

    Antes mencionábamos el remedio de la abuela de las finanzas, no comprar con el estómago vacío, y hay otros avalados por expertos que puedes incorporar, ahora y para todo el año. Por ejemplo, el de las 48 horas: cuando sientas el impulso de gastar en algo, piénsalo durante dos días y luego actúa o descarta. Y el 50/30/20: dedica el 50% de tus ingresos a lo básico, ahorra el 30% y disfruta el 20%.

    8.- Ideas tus propios trucos de gasto.

    Tú mismo puedes crear trucos como los anteriores, que se amolden a tu capacidad de ahorro y a tus hábitos de gastos. Hay quienes evitan guardar los datos bancarios en el ordenador o el smartphone cuando realizan una compra, para que gastar no sea tan automático. Quienes dejan la tarjeta de crédito en casa cuando salen. Quienes hacen regalos grupales. Quienes dividen gastos de envío.

    9.- Las apps de ahorro son útiles.

    Si crees que eres demasiado perezoso para algunas de las recomendaciones que te estamos dando, las apps de ahorro y economía personal son muy útiles. Algunos temen usarlas por ser demasiado complejas, pero las hay con diferentes objetivos: para llevar un sencillo plan de ingreso y gasto, para automatizar ahorros puntuales o periódicos y para invertir, encuentra la más apropiada para ti.

    10.- Potencia tus propios planes de ocio.

    Terminamos con un consejo que no va enfocado solo al ahorro, sino a la propia reflexión de cómo gastamos, de cómo compramos… ¿Y si proponemos regalos más experienciales y menos físicos? Una buena idea para obtener un extra económico al final de mes es reemplazar algunos planes por el ocio en casa o escapadas grupales. Nos ayudará a llegar a fin de mes y a conectar con los demás.


    COMPARTIR