Que den color los MORENOS

La ciudadanía quedó fuera de MORENA, instituto polìtico frankensteniano formado con desechos de otros partidos.
La ciudadanía quedó fuera de MORENA, instituto polìtico frankensteniano formado con desechos de otros partidos.

 

Adrián Rueda.

Si en verdad tanto quieren a su mesías, es hora de que los adoradores de Andrés Manuel López Obrador lo sigan y se integren oficialmente al Movimiento Regeneración Nacional —Morena— y se jueguen su futuro político ahí, no dobleteando.

No estoy hablando de los peje-fans, esos de temporada que cada que hay que decir algo aparecen en las redes, pero nunca en las urnas o en las marchas, sino de los profesionales de la política que han succionado el presupuesto público durante años.

Además del propio Peje, un buen ejemplo sería Alejandro Encinas Rodríguez, un viejo luchador de izquierda que se corrompió conforme fueron apareciendo los caudillos que lo cobijaron bajo el manto del presupuesto público.

A Encinas no se le conoce algún trabajo que no haya sido el de político o de funcionario público —incluso ya metió a su hijo del mismo nombre al Senado—; siempre cobrando en nóminas oficiales.

No es el único caso, pero lo realmente criticable es que el senador se sienta perredista “puro”, que no se debe a ninguna corriente y que puede encajar en cualquier lugar donde lo pongan porque dice que todo mundo lo quiere; qué posición tan cómoda, ¿no?

Porque el fallido candidato al gobierno mexiquense sigue bajo el ala del PRD, pero trabaja para López Obrador y lo defiende. Hoy que el tabasqueño ya tiene partido y que el INE le dará muchos millones de pesos es tiempo de que gente como Encinas se defina.

Lo mismo pasa con gran cantidad de integrantes de las tribus amarillas en el DF, sobre todo de la IDN, que siempre están adulando al tabasqueño, pero no sueltan la ubre perredista ni la de las finanzas públicas.

Otro ejemplo es Ariadna Montiel, diputada local por el PRD y exdirectora de la Red de Transporte de Pasajeros del DF —que mantiene a los guaruras y amigos del Peje—, ¿por qué no se va a Morena para ser candidata a Coyoacán, como tanto anhela?

¿O por qué su compañera Aleida Alavés no hace lo mismo, si en verdad quiere disputar Iztapalapa el año entrante?

Ni modo que porque López Obrador haya dicho que de ninguna manera su partido hará alianzas con el PRD o cualquier otro partido.

Como siempre, El Peje busca engañar a los tontos que le creen eso de que no hará alianzas con nadie por convicción. Lo que pasa es que la ley prohíbe a los partidos nuevos aliarse en la primera elección y es por eso que no lo puede hacer aunque quisiera, no por mantenerse puro.

Incluso el presidente nacional de Morena, Martí Batres, ya lo contradijo y aseguró que para 2018 buscarán aliarse con otros partidos para combatir al PRI. Pues claro, de otra forma no conservarían ni el registro.

Morena está llena de vividores de la política y de deshechos de otros partidos, por eso es necesario que quienes crean en serio en ellos se vayan ya y se la jueguen como los buenos,  a ver cómo les va. Y no que estén esperando a ver si con sus planillas obtienen algo en la elección interna del PRD para ver si se quedan o si buscan encontrar “la democracia” en los postulados pejistas.

¡Que ya den color los morenos!

CENTAVITOS… El pasado 13 de julio las miradas de los delegados estuvieron puestas en su colega maderense Nora Arias Contreras que, fajada como es, encabezó ese fin de semana el Operativo Rastrillo en la GAM para retirar autos chatarra. Acompañó a los más de 700 policías de Jesús Rodríguez Almeida a limpiar las calles, y los resultados fueron tan  buenos que habrá que ver cómo la tratan los demás delegados en las reuniones semanales de los lunes con Miguel Ángel Mancera…Guillermo Lerdo de Tejada Servitje es el nuevo coordinador de asesores de Miguel Ángel Osorio Chong en Segob, en lugar de Mauricio López, quien fue enviado a presidir el PRI-DF. No es por intrigar, pero fuera de que Guillermo es hijo del veterano priista Fernando Lerdo de Tejada y de Marinela Servirtje, hija del dueño de Bimbo, ¿qué más sabe hacer como para asesorar al segundo hombre de importancia en el organigrama del gobierno federal?

 

(EXCELSIOR).

COMPARTIR