El DF, guarida de criminales

Enrique Cárdenas.

Hace tres años, siendo procurador general de Justicia del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera tomó nota de un informe de la Policía Federal, en el que se señalaba la presencia de al menos siete organizaciones de narcotraficantes y una célula de la Mara Salvatrucha.

Miguel Ángel Mancera. Durante sus gestiones como Procurador General de Justicia y jefe de gobierno del D.F., se ha incrementado la presencia de los carteles de las drogas en la capital del país.
Miguel Ángel Mancera. Durante sus gestiones como Procurador General de Justicia y jefe de gobierno del D.F., se ha incrementado la presencia de los carteles de las drogas en la capital del país.

Eran los tiempos en los que a Marcelo Ebrard se le consideraba como el mejor alcalde del mundo, y la noticia en nada beneficiaba a la imagen que se pretendía dar de la capital mexicana.

De acuerdo con el reporte, los cárteles de la Familia Michoacana, Sinaloa, Los Zetas, Juárez, del Golfo, Pacífico Sur (Beltrán Leyva), Edgar Valdez Villarreal y los Mara Salvatrucha tenían presencia en la Metrópoli.

Silencio…

Se minimizó la situación. Las autoridades sólo hablaban de narcomenudistas. Jamás de cárteles de la droga ni mucho menos de criminales de alto nivel.

Siempre se ha negado la presencia del crimen organizado.

Sin embargo, en la Ciudad de México se ha capturado a capos de alto vuelo, quienes escogieron a la Metrópoli para esconderse o sentirse protegidos.

El 22 de octubre de 2008 Jesús Zambada García, alias “El Rey”, uno de los principales jefes del Cártel de Sinaloa, fue capturado tras una balacera.

El 19 de marzo de 2009 Vicente Zambada Niebla, alias “El Vicentillo”, capo del Cártel de Sinaloa por el que se ofrecían 2 millones de dólares de recompensa, fue detenido en el Pedregal, una lujosa zona.

El 2 de abril de 2009 Vicente Carrillo Leyva, del Cártel de Juárez e hijo de Amado Carrillo Fuentes, “El Señor de los Cielos”, fue capturado mientras hacía ejercicio en un parque público del DF.

En diciembre de 2012 Crisóforo Rogelio Maldonado, alias “Bocinas”, líder de Los Rojos, fue asesinado por sicarios de Guerreros Unidos en un hospital de la capital.

El 15 de abril de 2014 Arnoldo Villa Sánchez o Erick René Calderón Sánchez, el segundo al mando de la organización criminal de Héctor Beltrán Leyva, “El H”, fue detenido.

El 1 de agosto de 2014, José Iván Chao Llanes, “El Guasón”, jefe de plaza del Cártel del Golfo (CDG) en Tampico, Tamaulipas, fue aprehendido en un hotel del sur de la Ciudad de México.

Este 4 de noviembre de 2014 es capturado en una “casa abandonada” de Iztapalapa el ex edil prófugo de Iguala, José Luis Abarca, y su esposa María de los Ángeles Pineda, acusados de ser los autores intelectuales del ataque a normalistas el pasado 26 de septiembre, que dejó como saldo seis muertos, una veintena de heridos y 43 estudiantes desaparecidos.

¿Coincidencia…?

Las autoridades capitalinas podrán negar la presencia de cárteles de la droga; sin embargo, son los ciudadanos quienes padecen la violencia de estos criminales en lucha por el territorio.

El secuestro la víspera de siete ciclistas en el Cerro del Ajusco, delegación Tlalpan, dejó en evidencia el grado de penetración del crimen.

Habitantes de la zona media del Ajusco dan cuenta con miedo de la presencia de miembros de la Mara Salvatrucha, por ejemplo, y se preguntan si de algo servirá denunciar cuando ni la propia policía se atreve a entrar a las zonas controladas por los Maras.

¿Casos aislados…?

(ferriz.com.mx).

COMPARTIR