Enrique El fascista

Cuando la democracia es aniquilada aparece el fascismo, ya que para que un régimen que no ha sido elegido con pulcritud permanezca en el poder necesariamente tiene que ejercer la fuerza y el terrorismo de Estado.

Pero hay sátrapas que consiguen llegar al poder practicando la represión, como es el caso de Enrique Peña Nieto, quien desde que fue gobernador del Estado de México se caracterizó por ordenarle a las fuerzas policíacas de esta entidad reprimir las manifestaciones de protestas asesinando ciudadanos y violando mujeres.

Ahora, con mucho más poder económico –más no político-, como presidente de la República Enrique Peña Nieto envía a la policía federal y al Ejército mexicano a golpear, asesinar y violar mujeres en cualquier estado de la República en donde sus habitantes se atrevan a levantar la voz por alguna injusticia cometida en su contra por los diversos representantes de este Estado ya totalmente podrido.

Enrique Peña Nieto, el más criminal de los presidentes contemporáneos.
Enrique Peña Nieto, el más criminal de los presidentes contemporáneos.

Antier fue Atenco, en donde este presidente chacal envió a sus policías el 3 y 4 de mayo de 2006 a reprimir al pueblo matando a los jóvenes Javier Cortés (14 años) y Alexis Benhumea (20 años), lesionando gravemente y violando los derechos humanos de 300 personas, y violando sexualmente a 26 mujeres.

Ayer fue Tlatlaya e Iguala, en donde integrantes del Ejército y policías federales a su mando participaron en el homicidio de 22 ciudadanos y en la desaparición forzada de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, y hoy fue Acapulco, en donde nuevamente la policía de Peña Nieto asesinó al profesor jubilado Claudio Castillo Peña, el pasado 24 de febrero, durante el desalojo del plantón que los maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) mantenían en las inmediaciones del aeropuerto de Acapulco; además de este homicidio, cuatro profesoras fueron violadas por los policías federales.

¿Mañana quiénes serán los siguientes ciudadanos golpeados, asesinados y desaparecidos forzosamente? ¿Quiénes serán las próximas mujeres violadas sexualmente por órdenes de este presidente de la República fascista?

Llegado al poder a través del fraude electoral (aunque las instituciones que forman parte del Estado fallido ya lo hayan exonerado de esto), Enrique Peña Nieto, desde el primer minuto en que tomó posesión como mandatario de la nación ha adolecido de la carencia del apoyo popular y la falta de simpatía del pueblo, que lo identifica con la oligarquía y con esa clase política que durante los últimos sexenios ha venido saqueando al país de manera más agresiva.

A la par de sus excesos sanguinarios, Enrique Peña Nieto ha sido denunciado por tráfico de influencias y conflictos de interés, que le han permitido enriquecerse ilícitamente y adquirir monumentales propiedades a cambio de beneficiar a selectos empresarios que han recibido contratos millonarios de los gobiernos del Estado de México y federal (que ha encabezado) para realizar obras públicas; pero nuevamente, una instancia más de este Estado ya inservible ha evitado que Peña Nieto pueda ser acusado penalmente por estos delitos pues la propuesta del PRD, respaldada por el PAN, para modificar el artículo 108 de la Constitución que prevé acusar al Ejecutivo por la comisión del delito de “traición a la patria” y “delitos graves del orden común”, añadiendo también el delito de “conflicto de interés”, fue desechada por estos mismos partidos y por el PRI, haciendo evidente la complicidad infame de estos partidos para que el presidente de la República no pueda ser acusado de los delitos que ha cometido.

Como animales fueron tratados los profesores guerrerenses por las fuerzas policíacas federales el pasado 24 de febrero, en Acapulco.
Como animales fueron tratados los profesores guerrerenses por las fuerzas policíacas federales el pasado 24 de febrero, en Acapulco.

Los asesinatos de lesa humanidad, junto con los escándalos de corrupción en cuanto a la manera en que este gobernante ha obtenido su fortuna personal y sus mansiones, están confrontando a la diplomacia mexicana con no pocos Estados y sectores sociales a nivel internacional que han externado su preocupación por lo que sucede en nuestro país.

Pero el gobierno fascista de Enrique Peña Nieto, lejos de implementar acciones para proyectar confianza y seguridad tanto en la ciudadanía mexicana como en el extranjero, ha optado por asumir actitudes agresivas, contestatarias y ofensivas descalificando a sus interlocutores, inclusive al máximo órgano diplomático mundial: la ONU.

Así, al más puro estilo dictatorial, el gobierno depredador de Enrique Peña Nieto se ha ganado la desaprobación de buena parte de los integrantes del Parlamento Europeo y de prestigiosas organizaciones internacionales de defensa de derechos humanos, además de haber sido señalado ya por la organización mundial PEN Internacional (integrada por escritores y periodistas de todo el mundo) como el responsable de la desaparición forzada de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

Normalista herido por una bala de goma del gobierno represor peñanietista.
Normalista herido por una bala de goma del gobierno represor peñanietista.

A poco más de dos años de haber asumido el poder, la mayoría de los mexicanos y el mundo entero nos hemos dado cuenta que Enrique Peña Nieto está muy lejos de ser un presidente de la República capaz, mesurado y honesto. Muy mala broma nos jugaron a los ciudadanos aquellos que pensaron que este personaje sórdido podría desempeñar un buen papel en la máxima representación de nuestra patria. O quizá lo hicieron a propósito, sabiendo las deficiencias académicas e intelectuales que padece Peña Nieto, para poder manipularlo a su antojo.

Hoy, este entuerto nos está costando muy caro al pueblo de México, que además de haber perdido por completo la paz social, luego de esa reforma energética leonina está perdiendo su riqueza petrolera en medio de una crisis no prevista por la reducción de los precios del petróleo en el plano internacional. Y la nación va a la deriva con un pésimo conductor.

La economía nacional no repunta, el desempleo y la miseria no dejan de aumentar, así como la deuda externa y pública. La oligarquía y la clase política, aglutinada en la partidocracia criminal corrupta, son los únicos que disfrutan las aportaciones de los contribuyentes y los beneficios naturales de nuestra nación, vía los negocios particulares con recursos públicos. Para el pueblo no hay nada.

También la policía del perredista Miguel Ángel Mancera reprime a los maestros de la CNTE en el D.F.
También la policía del perredista Miguel Ángel Mancera reprime a los maestros de la CNTE en el D.F.

Por eso, las próximas elecciones de este año 2015 se espera sean el principio del final de la partidocracia, pues los mexicanos ya no debemos seguirles el juego a estas bandas de rufianes que en poco tiempo tocarán a nuestras puertas para pedirnos el voto.

Mientras la cifra de miles de muertos siga aumentando en este sexenio fascista de Enrique Peña Nieto; mientras no aparezcan con vida los 43 estudiantes de Ayotzinapa; mientras no tengamos derecho a manifestarnos en nuestras calles sin temor a ser golpeados, asesinados o violados; mientras la miseria siga creciendo y los gobernantes sigan robando impunemente, los ciudadanos no tenemos por qué votar por estas mafias delincuenciales llamadas partidos políticos.

COMPARTIR