Fernando Miranda Servín.

Desde la década de los años ochenta, la política neoliberal implantada en México por los gobiernos de la derecha, y posteriormente por toda la partidocracia, ha venido debilitando sistemáticamente a la educación pública, a tal grado que hoy los presupuestos asignados a este rubro impiden el desarrollo de nuestra nación en esta importante área, con la clara intención de favorecer

Abusos, atropellos y prácticas gangsteriles con la protección de las autoridades estatales.
Abusos, atropellos y prácticas gangsteriles con la protección de las autoridades estatales.

a los consorcios particulares que ofrecen servicios educativos, desde el nivel de preescolar hasta el universitario. Así, al verse disminuida de manera premeditada la capacidad de respuesta del Estado mexicano para brindar educación a las nuevas generaciones, estas buscan espacios en instituciones privadas que no siempre actúan con profesionalismo.

Un caso concreto que nos ocupa es el de la Universidad España, del estado de Durango, en donde por lo menos las primeras cinco generaciones de la Escuela de Ciencias Médicas, de la carrera de Médico Cirujano, han obtenido sus títulos profesionales sin recibir la preparación adecuada que esta profesión en especial exige.

Violeta Moreno Cervantes es una de las alumnas con mayor promedio que ha cursado la carrera de Médico Cirujano en la Universidad España; sin embargo, el pasado 27 de enero, en el último tramo de su licenciatura, las autoridades de esta universidad decidieron darla de baja, por lo que no podrá realizar su Servicio Social en la Secretaría de Salud del Estado de Durango y, por ende, no podrá titularse.

El Dr. Mario Moreno Salas, padre de la alumna Violeta Moreno Cervantes, en entrevista con raza cero explica:

“La expulsión de mi hija obedece a un claro acto de represión, de venganza por haberles reclamado las graves deficiencias que tienen en su programa educativo, y de las cuales ya tienen conocimiento las secretarías de Educación y de Salud del estado de Durango, así como el Congreso local, pero no hacen nada al respecto.

“A mi hija, a todos los alumnos de su generación y de las cuatro generaciones anteriores no les impartieron las materias que comprenden el noveno semestre, como son Pediatría, Ginecología y Obstetricia, Cirugía Infantil y Psiquiatría Infantil.

“Desde la mitad del octavo semestre, los alumnos que cursan la carrera de Médico Cirujano en la Universidad España son enviados a realizar prácticas al Hospital Naval de Mazatlán, a donde llegan sin ninguna preparación. La Universidad España deja de darles clases, pero sigue cobrando las mensualidades a los alumnos mientras estos realizan sus prácticas en este hospital, que más que prácticas son experiencias angustiantes para los alumnos ya que en la mayoría de los casos no saben qué hacer ante las contingencias que se les presentan con los pacientes.

Dr. Juan Manuel Rodríguez y Rodríguez, rector de la Universidad España. Represalias a alumnos por reclamar derechos.
Dr. Juan Manuel Rodríguez y Rodríguez, rector de la Universidad España. Represalias a alumnos por reclamar derechos.

“En el noveno semestre sucede lo mismo, mi hija fue enviada al Hospital Militar de Chihuahua a realizar prácticas, pero como no estaba recibiendo clases en la Universidad España dejé de pagar las mensualidades y manifesté mi inconformidad al Coordinador Administrativo, C.P. Francisco David Manzanera Maturino, y al director de Ciencias Médicas, Dr. Rafael Franco Santillán, ya que en el Plan de Estudios que esta universidad entrega a los alumnos, impreso en trípticos, informan que el total de las materias impartidas durante la licenciatura se cursa en nueve semestres, para posteriormente realizar el internado médico de pregrado”, argumenta el Dr. Mario Moreno Salas, y agrega:

“El 31 de diciembre de 2014 mi hija terminó su Internado de Pregrado en el Hospital Militar Regional de Irapuato sin haber recibido las clases de las materias del noveno semestre, como lo indica el Plan de Estudios de esta universidad. En lugar de impartirles esas materias fundamentales (Pediatría, Ginecología y Obstetricia, Cirugía Infantil y Psiquiatría Infantil), la Universidad España manda a sus alumnos a realizar su Internado de Pregrado sin estar debidamente capacitados, poniendo en riesgo sus carreras como Médicos Cirujanos y la vida de muchas personas”, expone el Dr. Moreno Salas.

Así las cosas, esta universidad, durante el octavo semestre y el noveno de la carrera de Médico Cirujano, evade impartir clases a sus alumnos enviándolos precipitadamente, antes de concluir el Plan de Estudios, a realizar “prácticas” e “internados” a diversos hospitales en los que por su falta de preparación básica han llegado a poner en peligro la vida de no pocos pacientes. Mientras esto sucede, la Universidad España sigue cobrando de manera ilegal las mensualidades de esos semestres que no imparte.

Y continúa el Dr. Moreno Salas:

“Sobre estos hechos, el pasado 15 de enero presenté mi queja a la titular de la Coordinación de Educación Media Superior, Superior y Particular de la Secretaría de Educación del Estado de Durango, Lic. Irma Inés Guzmán Ávila; al C. David Bañales Zúñiga, Jefe de la Jurisdicción Sanitaria Núm. 1 de la  Secretaría de Salud estatal, y a la LXVI Legislatura del Congreso del Estado de Durango.

“En esta denuncia también manifesté que las autoridades de la Universidad España me negaban la entrada a sus instalaciones con la frase: ‘no entra hasta que pague las mensualidades del noveno semestre’, que no impartieron, así como el hecho de que a mi hija le negaran participar en la selección de la plaza para realizar su Servicio Social, siendo que tenía derecho a esto por ser la alumna con mayor promedio de su generación, y, en represalia por las quejas que presenté a los directivos, la enviaron al sitio más lejano del estado para hacer su Servicio Social, a San Juan de Guadalupe.

“Luego de esto, el 27 de enero, mi hija, a punto de titularse, de manera sorpresiva fue dada de baja de la Universidad España; así nomás, de palabra, sin entregarle ningún documento en donde nos especifiquen por qué tomaron esa decisión. Nada más le dijeron que ya no iba a poder asistir a los cursos de inducción para los médicos que van a hacer su Servicio Social en la Secretaría de Salud del Estado de Durango. Quisimos ir a hablar con los directivos para que nos dieran una explicación, pero el guardia nos negó la entrada. Por esta razón, le entregué un escrito a la Lic. Guillermina Guerra Vargas, Jefa del Departamento de Enseñanza de la Secretaría de Salud estatal, informándole el atropello del que está siendo objeto mi hija, Violeta Moreno Cervantes”, concluye el Dr. Mario Moreno Salas.

Ante esta situación, tal vez los alumnos y padres de familia de la Universidad España deberían de apoyar a Violeta Moreno Cervantes para revertir la injusticia que está sufriendo, ya que, por las actitudes gangsteriles con las que se conducen los directivos de esta universidad, cualquier otro alumno podría ser la próxima víctima si él o sus padres se atreven a protestar por alguna de las anomalías que se practican al interior de este centro educativo.

También, es conveniente que las altas autoridades del gobierno estatal de Durango tomen cartas en este asunto, de manera enérgica, para meter en cintura a los directivos de esta universidad y evitar que sigan exponiendo a una tragedia a sus alumnos de la carrera de Médico Cirujano y a los pacientes de los hospitales a los que son enviados para realizar sus “prácticas” e “internados”.

Por lo pronto, los padres de familia del estado de Durango deberán pensar más de dos veces si inscriben a sus hijos en la Universidad España o buscan otra opción educativa que trate con respeto a sus alumnos.

COMPARTIR