Cartas a la redacción: Abusos y corrupción en telebachillerato comunitario de la SEED

Sr. Fernando Miranda Servín.
Director General del periódico razacero.

Presente:

Le solicitamos publique nuestra denuncia en su prestigiado medio de comunicación:

Los docentes de Telebachillerato Comunitario elevamos nuestra protesta y solicitamos ayuda a las máximas autoridades del estado de Durango, especialmente al Ing. Héctor Vela Valenzuela, secretario de Educación estatal, pues estamos siendo extorsionados por el Coordinador, Profr. Candelario Carrillo Romero, quien solicita pago para nosotros por el semestre completo y después mañosamente nos cita  para decirnos que no trabajamos el semestre completo y nos descuenta de una hasta ¡cuatro quincenas! por medio de un “contador” que contrató para tal fin. Cuando le preguntamos el motivo de estos descuentos nos dice de manera cínica: “yo no te cobro de manera oficial” o “yo no te lo cobré, fue el contador”, cuando realmente dicho “contador” es un patiño a su servicio.

Ante tal situación, y debido al poco dinero que nos queda para trasladarnos a comunidades lejanas, el Prof. Carrillo ¡nos presta nuestro propio dinero que nos descuenta!, ¡como en una vil tienda de raya!, esto por medio de su secretaria, Rosa Herrera, quien cual vulgar agiotista nos cobra intereses altos y nos vende a crédito varios artículos para mantenernos permanentemente endeudados con “la Coordinación”; y, si nos tardamos en pagar, nos persigue a través de bufetes de abogados, a quienes les vende los pagarés para amenazarnos con embargos, acosándonos a nosotros y a nuestros familiares de noche y de día. Hay testigos y afectados.

Denunciamos también que de manera gangsteril los primeros días de marzo pasado fuimos encerrados durante más de ¡cinco horas! en una “reunión” en un salón de fiestas infantiles de la colonia Ladrillera, a escondidas, en la que, a través del discurso agresivo y amenazador del Profr. Carrillo, fuimos “lavados del cerebro” para “aleccionarnos” de lo que debíamos responder ante la visita de supervisión por parte del CBTA, tal como: que contamos con todos los materiales o tenemos plantillas de personal completo, cuando la realidad es que trabajamos solos, nadie nos apoya; el Prof. Carrillo solo nos visita a los que protestamos por algo para detectarnos “errores de trabajo”, señalarnos y amenazarnos con corrernos.

La realidad es que en algunas escuelas solo trabajamos uno o dos docentes con el pretexto de que tenemos pocos alumnos y el resto son maestros “fantasmas” que cobran y comparten el sueldo con el Profr. Carrillo, pero no trabajan en ningún lado.

Sumado a todo lo anterior, y por si fuera poco, nos están descontando la cuota del ISSSTE, pero esto solo se ve reflejado en la nómina, porque el recurso nunca llega hasta donde corresponde. Algunas comunidades donde trabajamos son de difícil acceso, por lo tanto estamos expuestos al riesgo de sufrir algún accidente, lo cual ya ha pasado: hace poco un docente tuvo que ser operado debido a una caída en su comunidad, pero debido a que no se hacen los pagos que se deben no tenemos derecho a los servicios médicos, medicamentos y mucho menos a una incapacidad, y por supuesto los gastos corren por nuestra propia cuenta.

Le ofrecemos una disculpa por solicitarle que guarde nuestras identidades en el anonimato, ya que cuando hemos hecho algunas denuncias de manera personal y abierta hemos sido perseguidos, castigados, amenazados, difamados, insultados y ofendidos groseramente por el Prof. Carrillo.

Atte.

Trabajadores docentes de Telebachillerato Comunitario.

COMPARTIR