El poder del narco

S贸crates Campos Lemus.

Resulta sorprendente la declaraci贸n de Joaqu铆n Hern谩ndez Galicia, 鈥淟a Quina鈥, no la 鈥渃uina鈥, como me dec铆an algunos de sus contrarios, cuando en Tampico, el d铆a 1 de octubre, manifest贸 que gracias al capo Rafael Caro Quintero logr贸 sobrevivir los nueve a帽os que estuvo en el Reclusorio Oriente de la Ciudad de M茅xico. As铆 declaraba textualmente: 鈥淪al铆 de la c谩rcel tras nueve a帽os preso, y luego desterrado durante dos a帽os y medio con cinco intentos de asesinato. 驴Qui茅n creen que me salv贸 de los asesinatos? Los narcos, no dejaron que me mataran. Caro Quintero, que hoy est谩 saliendo, puso gente de 茅l para que no me mataran, gracias a 茅l vivo鈥.

Y para que no hubiera dudas cuando uno de los reporteros inocentemente o con mala leche le dec铆a que si 茅l hab铆a sido aliado de los narcos, su hijo, declaraba que NO, pero 茅l fue mucho m谩s expl铆cito diciendo: 鈥淓stoy diciendo que no dejaron que me mataran no sea pendejo para hablar鈥 驴qu茅 es eso? Estoy diciendo que gracias a ellos no me mat贸 el gobierno鈥︹.

myWPEdit Image

Rafael Caro Quintero, evito虂 el asesinato de La Quina en la ca虂rcel.

Y bueno, es para pensarse de que si en los penales se requiere que los capos del narcotr谩fico sean los protectores para que gente de la importancia de Joaqu铆n no fuera asesinado, pues entonces si que estamos jodidos todos, porque quiere decir que si el 鈥済obierno鈥 como declaraba la Quina, no pudo asesinarlo en cinco ocasiones, es que mand贸 a los m谩s pendejos para hacer tal felon铆a o que solamente quer铆a darle sus 鈥渃aladitas鈥 para ver sus reacciones, y si en los penales, como sabemos, son los narcos los que tienen el control de tal forma que pueden proteger a un preso 鈥減ol铆tico鈥 para que no lo maten sus enemigos en el gobierno, pues ya no podremos entender muchas cosas; pero lo que si nos queda claro es que el narcotr谩fico no solamente controla los penales, sino tambi茅n las calles y a muchos gobiernos, no de hoy, sino desde hace tiempo, tal como lo pudimos ver en el asunto del 鈥淏煤falo鈥 en Chihuahua, donde por instrucciones de la CIA y con la protecci贸n de la DFS y otras instancias, esta agencia norteamericana pod铆a ordenar y proteger la siembra y el tr谩fico de drogas desde M茅xico a los Estados Unidos, para que con las ganancias de este negocio oficial, se pudieran iniciar otras guerras en otras partes del mundo, como lo demostr贸 el esc谩ndalo Ir谩n-Contras. O como en la 茅poca de Felipe Calder贸n, que se permiti贸 contrabandear, vender o regalar armas a los grupos del narcotr谩fico en el pa铆s, violando la soberan铆a nacional y violando todas聽 las leyes y reglamentos en M茅xico, por parte de la DEA, para que se traficaran cientos de armas para que, 鈥渓os narcotraficantes, se mataran entre s铆鈥 y se pudiera garantizar la intervenci贸n en M茅xico y controlar a las instituciones de seguridad o de espionaje.

myWPEdit Image

Joaqui虂n Herna虂ndez Galicia.

Lo declarado por Joaqu铆n Hern谩ndez Galicia, 鈥淟a Quina鈥, antes de morir, es importante para entender muchas cosas de la actualidad. Lo que es indiscutible es que en los tiempos de Carlos Salinas de Gortari, donde se ten铆a que fortalecer y operar el Tratado de Libre Comercio, era vital el control de los sindicatos nacionales, y es por esa raz贸n que se hicieron muchos intentos para tener reuniones entre Salinas de Gortari y Hern谩ndez Galicia, tal como lo hemos comentado en libros y colaboraciones, y que hoy en d铆a, con la famosa Reforma Laboral, ya no hay necesidad de ese tipo de controles porque en la realidad no existen sindicatos poderosos controlados por dirigentes de poder, sino por incondicionales del sistema, y esos no van a generar conflictos como los que pretend铆a generar la Quina cuando interven铆a con gente y recursos financieros para hacer una lucha en contra del PRI; as铆, cuando 茅l sale del control sindical y entra de lleno al conflicto pol铆tico utilizando los recursos sindicales, que no eran suyos, en contra de los intereses del gobierno y del sistema, pues le genera tambi茅n un conflicto que hace su propia destrucci贸n como l铆der y como abanderado sindical; por esa raz贸n, cuando Carlos Jonguitud Barrios, que controlaba el SNTE, vio esa forma de represi贸n y acci贸n, opt贸 por abandonar la dirigencia del sindicato a favor de la maestra Elba Esther Gordillo, que no entendi贸 la lecci贸n y se confront贸 con el propio sistema y gobierno, y por esa raz贸n est谩 en la c谩rcel, dejando a un lado el destierro o el entierro que se acostumbra hacer contra los disidentes pol铆ticos.

COMPARTIR