Fernando Miranda Serv铆n.

No hay mal que dure cien a帽os ni pueblo que los resista, y finalmente sucedi贸 lo que ten铆a que suceder: la ciudadan铆a duranguense se libr贸 del pri铆smo corrupto luego de 87 a帽os de voraz cacicazgo, que indudablemente le ocasion贸 graves da帽os, pero hoy tiene la oportunidad de comenzar a repararlos.

Desde las primeras horas del 5 de junio qued贸 claro lo que quer铆an los duranguenses al agolparse en todas las casillas electorales que fueron instaladas a lo largo y ancho de la entidad. Fueron llegando por centenas que al medio d铆a se convirtieron en miles y miles de electores que no solo emitieron sus votos y se fueron a sus casas sino que regresaron a la hora del cierre de las casillas para vigilar que sus sufragios fueran respetados.

Sin precedente, la participaci贸n de los duranguenses en los comicios del pasado 5 de junio.
Sin precedente, la participaci贸n de los duranguenses en los comicios del pasado 5 de junio.
Jorge Herrera Caldera, gobernador de Durango. No le result贸 su estrategia de obligar a los empleados del gobierno estatal a conseguir votos a favor del PRI.
Jorge Herrera Caldera, gobernador de Durango. No le result贸 su estrategia de obligar a los empleados del gobierno estatal a conseguir votos a favor del PRI.

Muchos, en esta tarea, tomaban fotos de los resultados que los funcionarios de casillas publicaban en las s谩banas especiales, para de inmediato postearlas en las redes sociales de internet.

As铆, las redes sociales tomaron un papel fundamental en este proceso pues a trav茅s de ellas la ciudadan铆a inmediatamente comenz贸 a denunciar cualquier intento de delito que se pudiera cometer. Las fotos de supuestos lugares en donde el pri铆smo realizar铆a compras de votos o fraudes cibern茅ticos comenzaron a circular desde antes de que iniciara la jornada electoral, y los bribones de siempre fueron se帽alados p煤blicamente.

Apolonio Betancourt, presidente del Tribunal Superior de Justicia. Las leyes al servicio del mejor postor y para saldar cuentas con adversarios pol铆ticos.
Apolonio Betancourt, presidente del Tribunal Superior de Justicia. Las leyes al servicio del mejor postor y para saldar cuentas con adversarios pol铆ticos.

Esta vez los duranguenses no estuvieron dispuestos a vivir la misma experiencia del a帽o 2010 en que por falta de participaci贸n ciudadana los pri铆stas hicieron de las suyas y hasta a punta de balazos se robaron las elecciones para imponer al gobernador Jorge Herrera Caldera.

Esta vez ya no. Esta vez los duranguenses dijeron: 鈥溌a estuvo!鈥, tanto en las redes sociales como en las calles de las colonias, los barrios y las comunidades de todos los municipios de Durango, tirando al basurero de la historia 87 a帽os de saqueos, abusos de poder, vejaciones y humillaciones perpetrados por una clase pol铆tica desp贸tica, prepotente y desenfadada en la que hasta uno de sus integrantes, en la embriaguez del poder y la impunidad, lleg贸 a manifestar: 鈥淪oy Dios鈥.

Dr. Eduardo D铆az Ju谩rez, secretario de Salud. El desabasto de medicamentos y las licitaciones chuecas han sido una constante en su administraci贸n.
Dr. Eduardo D铆az Ju谩rez, secretario de Salud. El desabasto de medicamentos y las licitaciones chuecas han sido una constante en su administraci贸n.

Menos de 10 horas bastaron para darle la despedida al pri铆smo, y ahora otro tipo de actitudes diferentes a la soberbia tendr谩n que tomar los que ya se van, pues no en vano el ahora gobernador electo de Durango, Jos茅 Rosas Aispuro Torres, durante su campa帽a electoral manifest贸 que no le va a temblar la mano para castigar a quienes hayan lesionado los intereses de la ciudadan铆a, y los duranguenses le creyeron y le creen porque esto de la pol铆tica no es un juego, es cosa seria.

Hoy, por mucho que digan, muy malas cuentas dejan los que ya se van. Dejan a un Durango m谩s empobrecido, m谩s desolado por quienes eligieron abandonar sus lugares de origen para irse porque ya no les quedaba de otra para sobrevivir; dejan a un Durango con m谩s desempleo, con m谩s deuda p煤blica, con cero transparencia y una carga brutal de impunidad, pues durante estos 煤ltimos seis a帽os la sociedad duranguense lo mismo tuvo que padecer el saber que en su capital le hab铆an regado cientos de cad谩veres en fosas clandestinas que acudir a pedir justicia a una Fiscal铆a obsoleta, que no resuelve el 90% de las averiguaciones que le solicita la ciudadan铆a.

De igual manera, los duranguenses han tenido que soportar al presidente de un Tribunal Superior de Justicia que ha permitido de manera sistem谩tica que algunos de sus jueces retuerzan las leyes para perjudicar de manera infame a quienes han tenido el infortunio de cruzarse en sus caminos, as铆 como tambi茅n han tenido que sufrir las felon铆as de los diputados de un Congreso local que se han preocupado m谩s por encubrir los saqueos de la clase gobernante que los impuso ah铆, que por proteger los intereses de las mayor铆as.

Rafael Herrera Piedra, el principal art铆fice del saqueo brutal que perpetr贸 el clan familiar que gobern贸 Durango durante todo este sexenio.
Rafael Herrera Piedra, el principal art铆fice del saqueo brutal que perpetr贸 el clan familiar que gobern贸 Durango durante todo este sexenio.

La inseguridad es otro precio alto que han tenido que pagar los duranguenses en estos 87 a帽os de calamidades y, en el colmo, tambi茅n han tenido que aguantar a un secretario de Salud pusil谩nime, que se ha dedicado a encubrir los criminales saqueos que han realizado sus directivos de administraci贸n, llevando a esta dependencia a la peor crisis de toda su historia, con carencias de medicamentos y equipo m茅dico que cotidianamente ponen en peligro la vida de los derechohabientes.

Antonio Herrera Caldera, el hermano mayor. Por terminar el sexenio de terror que impuso en la UJED.
Antonio Herrera Caldera, el hermano mayor. Por terminar el sexenio de terror que impuso en la UJED.

Los negocios millonarios privados hechos con recursos p煤blicos del triunvirato insaciable compuesto por el gobernador Jorge Herrera Caldera, su primo Rafael Herrera Piedra y su hermano Antonio, ya son harto conocidos, no solo por la ciudadan铆a duranguense sino a nivel nacional, y representan quiz谩 la ofensa m谩s ignominiosa pues es inadmisible que en un estado en el que el 80% de la poblaci贸n padece pobreza y pobreza extrema este tr铆o haya acumulado empresas, bienes inmuebles y capitales que ascienden a varios miles de millones de pesos.

Esteban Villegas Villarreal, el candidato perdedor. Con 茅l se terminan 87 a帽os de impunidad pri铆sta.
Esteban Villegas Villarreal, el candidato perdedor. Con 茅l se terminan 87 a帽os de impunidad pri铆sta.

Y de la gesti贸n del ex alcalde de Durango, el ahora candidato derrotado Esteban Villegas Villarreal, los duranguenses tambi茅n tuvieron que soportar robos en despoblado con ese equipo de colaboradores que sin ning煤n recato dispuso de nuestro dinero y de recursos materiales y humanos del municipio para construir sus casas blancas en las zonas m谩s exclusivas de la capital. Todo esto nunca estuvo bien, y por supuesto que alg煤n d铆a ten铆a que acabar. Por supuesto que en alg煤n momento de la historia el pueblo de Durango se ten铆a que fastidiar de tanta infamia.

Despu茅s de estas elecciones, la ciudadan铆a y muchos integrantes de la burocracia oficial comentan que sienten que se han liberado de un peso que tra铆an cargando en sus espaldas, sobre todo estos 煤ltimos meses en que ese triunvirato fascistoide y sus principales directivos de todas las dependencias los obligaron a conseguir votantes para que forzosamente emitieran sus sufragios a favor del PRI, con la amenaza de ser despedidos si no obedec铆an esta orden.

Dr. Jos茅 Ram贸n Enr铆quez, alcalde electo de Durango. Habr谩 auditor铆as a la gesti贸n del ex alcalde Esteban Villegas Villarreal.
Dr. Jos茅 Ram贸n Enr铆quez, alcalde electo de Durango. Habr谩 auditor铆as a la gesti贸n del ex alcalde Esteban Villegas Villarreal.

La inminente llegada del centroizquierdista Jos茅 Rosas Aispuro Torres le significa a esta ciudadan铆a y a esta burocracia una bocanada de aire fresco que mucho necesitaban luego de las exigencias arbitrarias y violentas de estos dictadorzuelos que lo mismo impusieron a rectores y a parientes como secretarios generales de la UJED que a presidentes de sociedades de alumnos y de organizaciones empresariales, as铆 como tambi茅n encarcelaron a sus oponentes pol铆ticos fabric谩ndoles delitos al vapor con la complicidad deleznable de una Fiscal sin escr煤pulos y un presidente del Tribunal Superior de Justicia desaseado en sus quehaceres.

Ahora, al ex senador oriundo de Tamazula y a su equipo de colaboradores les corresponder谩 sanar todas estas heridas que por supuesto no infligieron, pero que los pondr谩 a prueba para saber si efectivamente son lo que la ciudadan铆a espera: el parteaguas de una nueva era que ahora s铆 incluya a toda la sociedad en un proyecto de gobierno y no sea solamente simple espectadora del enriquecimiento il铆cito de sus abyectos gobernantes.

El reto que tiene Aispuro Torres y su futuro gabinete es fuerte ya que tendr谩n sobre ellos la mirada minuciosa de la ciudadan铆a que los acaba de elegir y de aquellos a quienes acaba de derrotar y, sobre todo estos, no le van a perdonar que cometa el m谩s m铆nimo error.

Jos茅 Rosas Aispuro Torres, gobernador electo de Durango. En cuanto a los agravios cometidos por el triunvirato de los Herrera la sociedad duranguense no aceptar谩 el cl谩sico borr贸n y cuenta nueva.
Jos茅 Rosas Aispuro Torres, gobernador electo de Durango. En cuanto a los agravios cometidos por el triunvirato de los Herrera la sociedad duranguense no aceptar谩 el cl谩sico borr贸n y cuenta nueva.

Lo anterior, en corto y a la larga nos beneficia a todos pues se debe suponer que tendremos por fin funcionarios de primer nivel que estar谩n altamente calificados en las 谩reas que tendr谩n a sus cargos y no ser谩n designados por compadrazgos, amiguismos o parentescos detestables.

Por otro lado, esa pluralidad que habr谩 en el Congreso tambi茅n es positiva, siempre y cuando esa fracci贸n del PRI act煤e, ahora s铆, a favor de sus aut茅nticos representados y no en contra del pueblo, como siempre lo ha hecho.

Estos meses, de aqu铆 al 16 de septiembre, que es la fecha en que el nuevo gobierno debe tomar posesi贸n de su cargo, seguramente ser谩n largos para un pueblo que ya le urge deshacerse de una vez por todas del pri铆smo e iniciar el tan esperado cambio, pero al mismo tiempo ser谩n esperanzadores pues lo que parec铆a casi imposible ya fue hecho el pasado 5 de junio, por lo que ahora s铆 la ciudadan铆a duranguense puede decir en las calles y en las redes sociales: 鈥淵a se van鈥.

COMPARTIR