Germán Valdés Tin Tan, El Pachuco de pachucos

De la redacción de raza cero.

 

Germán Genaro Cipriano Gómez-Valdés Castillo nace el 19 de septiembre de 1915 en el centro de la ciudad de México D.F., en una vecindad ubicada en la calzada de Tlacopan, hoy avenida Hidalgo, donde actualmente se encuentra el conocido Hotel de Cortés.

Su padre, don Rafael Gómez-Valdés, era agente aduanal, por lo que a los 12 años, junto con su madre doña Guadalupe Castillo y ocho hermanos más, se traslada a Cd. Juárez, lugar en donde crece trabajando como aprendiz de sastre, guía de turistas y electricista en la Compañía de Luz. Es en esta etapa de su vida que convive con los llamados “tirilones de la Coyotera”, mejor conocidos como los pachucos de Cd. Juárez, jóvenes violentos y rebeldes de quienes Germán Valdés adoptaría su muy peculiar estilo de vestir y expresarse, mezclando el idioma inglés con el español.

PÁG. 12

Luego, comenzaría a relacionarse con el mundo del espectáculo laborando en la radiodifusora XEJ como empleado, pegando etiquetas en los discos. Posteriormente, Germán Valdés, gracias a su enorme capacidad actoral nata, fue contratado como locutor y conductor de su propio programa titulado El barco de la ilusión, usando el apodo de Topillo Tapas. Y a partir de este momento su fama de cómico incomparable lo llevaría al cine nacional convertido en Germán Valdés Tin Tan.

Su estatua, en la Zona Rosa del D.F.
Su estatua, en la Zona Rosa del D.F.

Su estilo único para hacer reír a la gente lo convertiría, junto con Mario Moreno Cantinflas, en el actor más cotizado de México filmando una cantidad impresionante de películas, entre las que destacan El rey del barrio (1949), No me defiendas compadre (1949), Simbad el mareado (1950), La marca del zorrillo (1950),  El revoltoso (1951), El Vizconde de Montecristo (1954) y Lo que le pasó a Sansón (1955), entre muchas otras que formaron parte de la época dorada del cine mexicano.

Germán Valdés Tin Tan es quizá el actor cómico más completo que ha dado México ya que, además de sus actitudes histriónicas, en sus películas hacía gala de sus cualidades atléticas y vocales haciendo acrobacias poco comunes e interpretando canciones de manera impecable, con un estilo muy personal, colocando en la radio éxitos como por ejemplo Bonita, de Luis Alcaraz; Piel Canela, de Bobby Capó, y Contigo en la distancia, de César Portillo de la Luz, entre muchos otros.

 

Germán Valdés Tin Tan fallece a los 58 años de edad, el 29 de junio de 1973, a causa de un cáncer de páncreas, en la ciudad de México. Hoy es un ícono de la cultura contemporánea mexicana citado en libros, documentales y grabaciones de grupos populares como Elefante, Maldita Vecindad y Los Hijos del Quinto Patio y Panteón Rococó.

Germán Valdés Tin Tan, El Pachuco de pachucos, el besador oficial de casi todas las divas del cine de las décadas de los años cuarentas, cincuentas y sesentas del siglo pasado, hoy por hoy, sigue más vivo que nunca.

 

COMPARTIR