Santo, El Enmascarado de Plata

Patricia Padilla y Luis Felipe López Monroy.

 

Santo, El Enmascarado de Plata o Rodolfo Guzmán Huerta, nació el 23 de septiembre de 1917 en Tulancingo, Hidalgo. Comienza su carrera en los cuadriláteros en el Deportivo Islas, de la colonia Guerrero, del D.F., en 1935, haciéndose llamar Rudy Guzmán, El Hombre Rojo y El Murciélago II, pero es el 26 de julio de 1942 cuando Rodolfo Guzmán adopta el nombre de Santo, El Enmascarado de Plata, para convertirse en la leyenda más famosa de la lucha libre mundial.

En 1943, El Santo, rudo en sus inicios, inaugura la Arena Coliseo luchando contra Carlos El Tarzán López disputando el campeonato mundial de peso medio, encuentro que perdió con el célebre luchador. En 1951, El Santo se vuelve un ícono viviente de la cultura popular como el personaje principal de la historieta de José G. Cruz. Hacia 1958 ya había filmado sus primeras películas: Santo contra el cerebro del mal y Santo contra los hombres infernales.

Luego de luchar durante 20 años como rudo, el Santo debuta como luchador técnico el 5 de julio de 1962, y el 30 de noviembre de 1963 protagoniza una de las batallas más sangrientas en la historia de la lucha libre mexicana contra El Espanto I. Al terminar el encuentro, El Santo, semiinconsciente, con su máscara desgarrada y totalmente ensangrentado bajó del ring y le preguntó al conocido aficionado don Erasto García que quién había ganado. “Usted profe”, le dijo don Erasto y lo ayudo a llegar a los vestidores.

La fama de El Santo creció con sus filmes Santo contra los zombies (1961), Santo contra el estrangulador (1963), El Barón Brácola (1965), y Santo y Blue Demon contra los monstruos (1969).

En 1975 la Empresa Mexicana de Lucha Libre sufre una ruptura entre sus luchadores y el Santo decide formar parte del grupo de luchadores “independientes” luchando así hasta el 12 de septiembre de 1982, fecha en que se retira de los cuadriláteros en el Toreo de Cuatro Caminos.

Semanas antes de morir, El Santo se quitó la máscara en el programa de televisión Contrapunto, conducido por Jacobo Zabludovsky, revelando su rostro, y el 5 de febrero de 1984, al concluir una presentación de exhibición en el Teatro Blanquita del D.F., sufre un infarto al miocardio y muere a la edad de 67 años.

Santo, El enmascarado de plata, luego de más de 10 mil combates en el ring, en la mayoría de los cuales salió victorioso, pierde la última caída sin límite de tiempo y el 6 de febrero de 1984 es sepultado en el panteón Mausoleos del Ángel dándole el adiós más de 10 mil personas, como el auténtico ídolo popular que era.

(tulancingo.com.mx).

COMPARTIR