Policías denuncian millonario atraco en SSP-DGO

    De la redacción de razacero.

    Un grupo de policías pertenecientes a la Secretaría de Seguridad Pública del estado de Durango denuncian ante la redacción de razacero que durante el sexenio pasado no les fueron entregadas fuertes cantidades de dinero provenientes de la federación.

    “En el Presupuesto de Egresos de la Federación, desde el año 2010, en que comenzó el anterior sexenio, por conducto de la Secretaría de Gobernación se han venido entregando cifras superiores a los 2 mil millones de pesos como subsidio a las entidades federativas que cuentan con programas en materia de equipamiento y reorganización de las estructuras de mando policial, y para el fortalecimiento de las instituciones de seguridad pública estatales; es decir, la federación ha entregado un promedio de 100 millones de pesos anuales a cada estado de la República. Dentro de este presupuesto, para apoyar la profesionalización de la Policía Estatal Acreditable, hay un subsidio destinado específicamente a los policías, que en el año 2010 fue superior a los 100 mil pesos de incentivo por cada policía, del año 2011 al 2015 este incentivo fue de 70 mil pesos, y en el 2016 nuevamente ascendió a los 100 mil pesos, pero los 422 elementos de la Policía Estatal Acreditable de Durango nunca hemos recibido estos incentivos, así como tampoco gozamos de las prestaciones más elementales como seguro de vida, becas para nosotros y nuestros hijos, fondo de ahorros ni apoyo para vivienda”, denuncian los policías estatales, que solicitan el anonimato por temor a represalias laborales.

    Francisco Javier Castrellón Garza, secretario de Seguridad Pública del estado de Durango, ¿tolerará como sus antecesores el tráfico de influencias y la corrupción al interior de la dependencia que dirige?
    Francisco Javier Castrellón Garza, secretario de Seguridad Pública del estado de Durango, ¿tolerará como sus antecesores el tráfico de influencias y la corrupción al interior de la dependencia que dirige?

    Y otra anomalía que se presenta en la Secretaría de Seguridad Pública del estado de Durango es el marcado tráfico de influencias que aún con el gobierno del cambio que encabeza el gobernador, Dr. José Rosas Aispuro Torres, se sigue llevando a cabo, como por ejemplo el ascenso del hijo del ex secretario de Seguridad Pública, Roberto Flores Mier, quien recientemente fue nombrado Inspector General, comisionado a la Dirección de Seguridad Ejecutiva.

    “Roberto Alonso Flores Altijeral, es hijo del ex secretario de Seguridad Pública, Roberto Flores Mier, y siendo Oficial en menos de un año fue ascendido a Inspector General, cuando muchos de nosotros ya llevamos 8 o 9 años esperando ese ascenso”, acusan los policías estatales inconformes, señalando al director de Seguridad Ejecutiva, Comisario Jefe, Ing. Candelario Montelongo, como el principal responsable de este tipo de promociones arbitrarias.

    Así las cosas, muchas son las explicaciones que tendrían que dar al actual gobierno del cambio Jesús Antonio Rosso Holguín, Roberto Flores Mier y Noel Díaz Rodríguez, ex secretarios de Seguridad Pública del gobierno de Jorge Herrera Caldera, si es que acaso van en serio las investigaciones de los saqueos millonarios que se efectuaron en el sexenio pasado en la mayoría de las secretarías del gobierno del estado de Durango.

    COMPARTIR