Fernando Miranda Servín.

Durango es uno de los estados más pobres de la República mexicana, sin embargo este año 2018 realizó la edición del Festival Revueltas más cara de su historia. Creado por decreto desde el año 2009 como un organismo público desconcentrado, los directivos de la institución encargada de realizarlo, el Instituto de Cultura del Estado de Durango (ICED), jamás han podido darle el sentido y la proyección que establece la ley que le dio origen, que es primordialmente fortalecer el sentido de identidad de los duranguenses y difundir, promocionar y divulgar la obra de los hermanos Revueltas (Silvestre, Fermín, José y Rosaura).

Por el contrario, el Festival Revueltas ha devenido año con año en un evento mas de entretenimiento comercial que de interés cultural y, lo peor, ha servido para enriquecer a unos cuantos vivales.

La otrora “revolucionaria de la cultura”, Socorro Soto Alanís, directora del ICED, ha terminado como cómplice de improvisados y pillos que han dañado severamente al erario duranguense.

Si ya de por sí la programación de este festival siempre ha sido polémica por no adaptarse a la ley que lo rige, este año 2018 el Festival Revueltas rompió todos los esquemas en lo que respecta al monto de los contratos que el ICED signa con algunas empresas para que reconocidos artistas participen en el.

El primero y más notorio, sin duda alguna, fue el contrato del tenor español Plácido Domingo, que le costó a los ciudadanos duranguenses 16 millones de pesos, de acuerdo a lo informado por el propio ICED, y a partir de este dato, las conjeturas e información de primera mano no dejaron de fluir en las redes sociales en cuanto al costo desproporcionado de las contrataciones de éste y otros artistas que estuvieron presentes, a tal grado que el tema llegó al mismo Congreso local, en cuya tribuna el diputado morenista Iván Gurrola Vega ha exigido a los directivos del ICED que den a conocer los contratos que realizaron con las empresas que trajeron a determinados artistas. Y las sospechas de este diputado no son infundadas.

Hoy, diversas fuentes del ambiente cultural, especializadas en este tipo de eventos, revelan a razacero que efectivamente los costos que el ICED dio a conocer por las contrataciones de algunos artistas que actuaron en el Festival Revueltas 2018 son excesivamente elevados: “Las cifras que proporciona la Dirección de Finanzas y Administración del ICED (a cargo del C.P. José Luis Chávez Samaniego), son realmente ofensivas; por ejemplo, informa que el concierto de Tania Libertad, celebrado el 7 de octubre en la Plaza de Armas de la ciudad de Lerdo, tuvo un costo de 980 mil pesos, más 136,800 pesos del IVA, y que dicho concierto fue contratado con la empresa llamada Enlace Cultural Managment. Pero resulta que la empresa Producciones Aztecas ofrece el mismo concierto de Tania Libertad en 350 mil pesos más IVA y viáticos, dando una cifra total que no llega a los 500 mil pesos”, refiere la fuente que prefiere omitir su nombre.

Fragmento del contrato del concierto de Tania Libertad signado por el director ejecutivo del Festival Revueltas, Daniel Hernández Vela, con la empresa Enlace Cultural Managment, cuyo monto fue de un millón 136 mil 800 pesos.

Y lo mismo sucede con el concierto titulado “Juntas Juntísimas”, que brindaron las cantantes Regina Orozco y Susana Zabaleta el 12 de octubre en la explanada del museo El Acertijo, en la ciudad de Gómez Palacio, cuyo monto del contrato manifestado por el ICED fue de un millón 850 mil pesos más 296 mil pesos del IVA; la fuente comenta: “A través de la empresa Producciones Aztecas, Regina Orozco cobra 200 mil pesos más IVA y viáticos que no exceden más de 50 mil pesos, y Susana Zabaleta, a través de la empresa Escénica Producciones cobra 600 mil pesos más IVA. Entre las dos cantantes cobrarían aproximadamente 800 mil pesos más IVA; es decir, menos de un millón de pesos, pero el ICED pagó por ellas 2 millones 146 mil pesos a través de la misma empresa llamada Enlace Cultural Managment”.

La empresa Producciones Aztecas ofrece el concierto de Tania Libertad en 350 mil pesos más IVA.

Para el concierto del grupo Los Ángeles Azules, titulado “Los Ángeles Azules Sinfónico”, llevado a cabo el 19 de octubre en la Plaza IV Centenario de la ciudad de Durango, el ICED realizó un contrato con la multicitada empresa Enlace Cultural Managment que ascendió a los 3 millones de pesos, más 480 mil pesos del IVA. Al respecto, la fuente precisa: “La empresa Escénica Producciones ofrece el mismo concierto `Los Ángeles Azules Sinfónico´ en un millón 350 mil pesos, más 216 mil pesos de IVA, cuando este grupo se presenta con la orquesta sinfónica de la ciudad donde se realiza el evento, como fue el caso del Festival Revueltas de Durango, más gastos de transportación, hospedaje y viáticos de los artistas y su equipo de logística, que no exceden más de 250 mil pesos”.

Fragmento del contrato del concierto “Los Ángeles Azules Sinfónico”, que el director ejecutivo del Festival Revueltas, Daniel Hernández Vela, firmó con la empresa Enlace Cultural Managment por 3 millones 480 mil pesos.
La empresa Escénica Producciones ofrece el concierto “Los Ángeles Azules Sinfónico” en un millón 350 mil pesos, más 216 mil pesos de IVA.
Aspectos que detalla la empresa Escénica Producciones para contratar el evento “Los Ángeles Azules Sinfónico”.

Todas las contrataciones de los artistas foráneos que participaron en el Festival Revueltas 2018 fueron signadas por el controvertido director ejecutivo de este festival y también director de Promoción y Difusión del ICED, Daniel Hernández Vela, ampliamente conocido por el trato despótico que le da tanto a los empleados de este instituto como a los creadores duranguenses.

Daniel Hernández Vela, director ejecutivo del Festival Revueltas y director de Promoción y Difusión del ICED, en la mira del Congreso de Durango por la posible comisión de graves faltas administrativas que podrían derivar en denuncias penales.

La Ley Que Crea el Festival Cultural Revueltas establece en su artículo 12: “Para la vigilancia y el control del Organismo, éste contará con un Comisario Público, que será designado por la Secretaría de Contraloría del Gobierno del Estado. Le corresponde al Comisario, el control y fiscalización de los recursos del Organismo”.

¿Quién es ese Comisario que no cumplió eficazmente con su trabajo? En este evidente descalabro al erario duranguense es indudable que hay responsables directos que deben responder no solo ante el Congreso del estado de Durango, sino ante las autoridades administrativas y hasta judiciales ya que inclusive pudieron haber incurrido en graves actos ilícitos, pues es inadmisible que servidores públicos de este nivel, por acción u omisión, por dolo o ignorancia, provoquen este tipo de daños tan severos al erario. 

¿Quiénes se beneficiaron en esta danza de contratos millonarios desaseados mientras buena parte de la ciudadanía duranguense padece hambre y desempleo?


 

COMPARTIR