Lo negro de Durango capital

    Fernando Miranda Servín.

    Luego de tomar posesión como alcalde de Durango, el panista Jorge Salum del Palacio presentó ante los regidores del Ayuntamiento sus propuestas para integrar su gabinete, la mayoría de las cuales fueron aceptadas en el Cabildo casi por unanimidad. De estas propuestas, la única que causó polémica fue la del joven abogado Antonio Bracho Marrufo como titular de la Dirección Municipal de Seguridad Pública, porque según alegaron algunos regidores, “no cubría el perfil para ocupar este cargo por su inexperiencia en materia policial”. Finalmente Antonio Bracho fue ratificado en medio de mucha expectación, pues se espera que este personaje le dé frescura y un giro de 180 grados a esta dependencia que quedó prácticamente carcomida en su totalidad por la corrupción administrativa y operativa que sufrió durante el trienio que recién terminó.

    En la mayoría de las direcciones municipales, de las propuestas ratificadas por los regidores que no fueron discutidas en el Cabildo, algunas son perfiles moderados, y otras, aunque formaron parte de anteriores administraciones municipales, no cuentan con antecedentes cuestionables.

    Sin embargo, de todos estos nombramientos ratificados destacan varios que pudieran provocarle tropiezos y dolores de cabeza al alcalde panista Jorge Salum y a la ciudadanía duranguense, como los siguientes:

    PAG-4-1
    Martha Judith Ávila Lucero, con viejos antecedentes de ineficacia.

    1.- Martha Judith Ávila Lucero, directora de la Contraloría Municipal.- Ocupó este mismo cargo en el gobierno municipal del priísta Jorge Herrera Delgado, de 2004 a 2007, siendo fuertemente cuestionada por el entonces regidor panista y actual subsecretario de Gobierno, José Luis López Ibáñez, por haber desempeñado un papel “que dejó mucho qué desear” al frente de esta dirección.

    2.- Elia María Morelos, directora del Instituto Municipal del Arte y la Cultura.-  Aunque tiene amplia trayectoria en la cultura como fundadora de la compañía Korián, cuando fue diputada por el PRI en el sexenio pasado y ocupó la presidencia de la entonces recién creada comisión de Cultura en el Congreso local, nunca realizó actividades para fomentar la cultura en el estado ni se ocupó en señalar los graves actos de corrupción que sucedían en el Instituto de Cultura del Estado de Durango.

    PAG-4-2
    Benjamín Flores, cercana relación con Verónica Terrones. La misma escuela.

    3.- Benjamín Flores, director de Comunicación Social.- Hasta minutos antes de ser ratificado por los regidores del Cabildo del Ayuntamiento de Durango, Benjamín Flores se desempeñaba como director de Comunicación Social del gobierno estatal, y como tal su trabajo dejó mucho qué desear, sobre todo en lo que se refiere a redes sociales y a la vaga proyección de las actividades gubernamentales a nivel local y nacional, ensanchando aún más la brecha entre la ciudadanía y los representantes del gobierno del estado de Durango. A Benjamín Flores se le relaciona estrechamente con la ex titular de esta misma dirección, Verónica Terrones, quien ejerció su cargo coaccionando a diversos medios de comunicación para que no publicaran notas en contra de algunos funcionarios del gobierno estatal.

    4.- Valente Palomares Delfín, director de Desarrollo Rural.- Tiene viejos antecedentes de haber participado en un intento de despojo en la región de Neverías, Durango, en el año 2006, cuando como funcionario de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural otorgó apoyo irregular a un grupo de ejidatarios que ocupaban ilegalmente el predio Neverías, propiedad de la familia Gurrola Arredondo. A Valente Palomares se le identifica como uno de los principales proveedores de bienes y servicios del DIF estatal.

    PAG-4-3
    Valente Palomares, turbio historial en la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural.

    5.- Heriberto Villarreal Flores, director del Instituto Municipal de Planeación (IMPLAN).- Ocupó este mismo cargo sin pena ni gloria durante el trienio corrupto del ex alcalde saqueador priísta Esteban Villegas Villarreal, actual diputado local y presidente de la JUCOPO del Congreso de Durango.

    6.- José Flores Hernández, director del Instituto Municipal de la Vivienda.- Este servidor público fue director de la COESVI en los primeros años del actual gobierno estatal, y como tal se dedicó a hostigar laboralmente a los trabajadores sindicalizados, junto con el ex Secretario Técnico de esta institución, Francisco Londres Botello Castro, actual Cuarto Regidor del Ayuntamiento de Durango, con el objetivo de desaparecer los sindicatos de la COESVI y afiliar a sus trabajadores de manera ilegal al Sindicato de Trabajadores al Servicio de los Tres Poderes, liderado por la corrupta lideresa María del Carmen Villalobos Valenzuela.

    Respecto al Ayuntamiento de Durango, también hay perfiles que la ciudadanía deberá seguir muy de cerca por sus antecedentes poco convincentes o de plano escabrosos:

    1.- Luz María Garibay Avitia, Síndico Municipal (PAN).- Ocupó este mismo cargo en el trienio pasado con el ex alcalde José Ramón Enríquez Herrera. Contadora Pública de profesión y con una maestría en Administración Pública, a Luz María Garibay como síndico le correspondía cuidar los intereses de la ciudadanía; sin embargo, jamás se le escuchó en las asambleas del Cabildo del Ayuntamiento de Durango ni en los medios de comunicación denunciar los graves daños que estaba sufriendo el erario y la ineficiencia de la mayoría de los titulares de las direcciones municipales bajo el deplorable gobierno del emecista José Ramón Enríquez.

    PAG-4-4
    Luz María Garibay, como síndico en el trienio pasado no denunció las tropelías del ex alcalde José Ramón Enríquez y su élite de saqueadores.
    PAG-4-5
    Francisco Londres Botello, represor de trabajadores en la COESVI.

    2.- Francisco Londres Botello Castro, Cuarto Regidor (PAN).- Al inicio de la administración gubernamental estatal, éste personaje fue nombrado Secretario Técnico de la Comisión Estatal de Suelo y Vivienda, como tal Francisco Londres Botello y el entonces titular de esta dependencia, José Flores Hernández, se dedicaron a agredir laboralmente a los trabajadores de esta institución para provocar sus despidos injustificados y desaparecer sus organizaciones sindicales. Para nadie es un secreto la corrupción que se ha practicado en la COESVI en lo que va de este sexenio. Hoy, “convenientemente”, el ex director de la COESVI, José Flores Hernández, ocupa el cargo de director del Instituto Municipal de la Vivienda, y el ex Secretario Técnico de la COESVI, Francisco Londres Botello, como Cuarto Regidor preside las comisiones de Desarrollo Urbano y de Vivienda en el Cabildo del Ayuntamiento de Durango.

    3.- Claudia Ernestina Hernández Espino, Quinta Regidora (PAN).- Por tercera vez ocupa el cargo de regidora, pues lo ha sido en los trienios 2004-2007, 2016-2019 y el actual, 2019-2022. En el trienio pasado fue regidora y Secretaria Municipal y del Ayuntamiento, caracterizándose por agredir la libertad de expresión ordenando el decomiso y compras masivas de periódicos que publicaban alguna denuncia en su contra. También, Claudia Ernestina Hernández fue importante copartícipe del pésimo gobierno que encabezó el ex alcalde de Durango, José Ramón Enríquez Herrera, perpetrando y permitiendo insultantes atropellos a los derechos laborales de cientos de trabajadores municipales, y deteriorando la relación que el gobierno municipal debió tener con la ciudadanía. Su desempeño desastroso en el Proyecto del Paseo Universitario fue solo una muestra de los muchos desaciertos que tuvo como brazo derecho del ex edil Enríquez Herrera.

    PAG-4-6
    Claudia Ernestina Hernández Espino, agresora de la libertad de expresión y brazo político del ex alcalde corrupto José Ramón Enríquez Herrera.

    4.- Marisol Carrillo Quiroga, Décima Regidora (MC).- En el trienio pasado fue regidora por el Partido del Trabajo, y hoy vuelve a ser regidora pero representando al partido Movimiento Ciudadano. Marisol Carrillo se caracterizó por ser una regidora conflictiva y no asistir a las sesiones de las comisiones del Cabildo, según ella “porque no hubo democracia” en la asignación de dichas comisiones; sin embargo, durante más de un año no instaló la comisión de Equidad y Género, que le correspondía presidir.

    5.- Alfonso Primitivo Ríos Vázquez, Décimo Cuarto Regidor (PT).- Este personaje es harto conocido por su larga trayectoria pegado a las ubres presupuestales. Dos veces diputado local, dos veces diputado federal y eterno dirigente del PT en Durango, además de regentear junto con su esposa, María de Jesús Páez Güereca, y su hija, Ana Carolina Ríos Vázquez, el sistema educativo CADI (Centros de Atención y Desarrollo Infantil), en el que se han asignado más que generosos sueldos y privilegios.

    PAG-4-b
    Alfonso Primitivo Ríos Vázquez, eterno dirigente “izquierdista” del PT, con su familia maneja a su antojo el sistema educativo CADI.

    6.- Cynthia Montserrat Hernández Quiñones, Décimo Sexta Regidora (MORENA).- Ocupó el puesto de “coordinadora de relaciones públicas y atención a legisladores” en el Congreso local de Durango. Contraviniendo principios éticos no renunció a su cargo 90 días antes de las elecciones de julio pasado, percibiendo su sueldo en el Congreso durante la campaña electoral los meses de abril y junio. Sin ninguna trayectoria política ni experiencia en cargos de elección popular, Cynthia Montserrat Hernández Quiñones se ostenta como Licenciada en Derecho; sin embargo, su nombre no aparece en el Registro Nacional de Profesionistas.

    PAG-4-c
    Cynthia Montserrat Hernández Quiñones, sin ninguna experiencia política y no aparece en el Registro Nacional de Profesionistas.

    Estos servidores públicos seguramente darán mucho de qué hablar los próximos tres años pues, por sus antecedentes, llegan a sus cargos no tanto para beneficiar a la ciudadanía de la capital de Durango sino para salvaguardar sus intereses personales y defender las parcelas de poder de los grupos políticos a los que pertenecen.


    COMPARTIR