Más abusos en la Universidad España

De la redacción de razacero.

A más de dos meses de que la alumna Violeta Moreno Cervantes fuera expulsada de la Universidad España del estado de Durango por sus directivos, en represalia porque su padre, el Dr. Mario Moreno Salas, denunciara ante las máximas autoridades educativas y sanitarias del gobierno estatal las graves anomalías que comete esta institución particular en la preparación de sus estudiantes de la carrera de Médico Cirujano, tanto la Comisión Estatal de Derechos Humanos como la Secretaría de Educación y la Secretaría de Salud estatales, así como el Congreso local, no han resuelto absolutamente nada para proteger los derechos humanos y estudiantiles de Violeta Moreno Cervantes, quien en el último tramo de sus estudios, en las prácticas de Servicio Social, sin más fue dada de baja por el director de Ciencias Médicas de esta universidad privada, Dr. Rafael Franco Santillán, y por su rector, Dr. Juan Manuel Rodríguez y Rodríguez.

Y es que el Dr. Moreno Salas, padre de Violeta, denunció ante las autoridades antes mencionadas que la escuela de Ciencias Médicas de la Universidad España, en su carrera de Medico Cirujano, no imparte los semestres octavo y noveno que comprenden las materias de Pediatría, Ginecología y Obstetricia, Cirugía Infantil y Psiquiatría Infantil, y mandan a sus alumnos a realizar prácticas a algunos hospitales de la República mexicana sin estar debidamente preparados, poniendo en riesgo sus carreras profesionales y la integridad física y la vida de los pacientes que atienden. Así mismo, el Dr. Mario Moreno Salas expuso en su denuncia que a pesar de que esta universidad no imparte esos semestres “cobra a los alumnos las mensualidades sin impartirles esas materias”.

Violeta Moreno Cervantes es la alumna de mayor promedio de su generación, pero por una injusticia deleznable y la omisión de las máximas autoridades educativas y de salud del estado de Durango podría no titularse.

Y mientras esto sucede, el joven Alfredo Hugo Martínez Nevárez, profesor de secundaria, denuncia en la redacción de razacero los abusos que sufrió por parte de los directivos de esta misma escuela de Ciencias Médicas de la Universidad España, el Dr. Rafael Franco Santillán, director de la carrera de Médico Cirujano; el Dr. Alfredo Montañez, coordinador académico de esta carrera, y el Dr. Eduardo Castillo del Campo, profesor que imparte la materia de Fisiología I.

“Durante el año 2014 estudié dos semestres en la carrera de Médico Cirujano de la Universidad España, no sé por qué razón en el segundo semestre le caí mal al profesor que imparte la materia de Fisiología I, el Dr. Eduardo Portillo del Campo, y me dio una calificación reprobatoria en el examen semestral.

“Al revisar el examen vi que varias de mis respuestas eran correctas, sin embargo, este profesor me las calificó como incorrectas por lo que solicité una revisión de examen, que se llevó a cabo el 10 de julio de 2014. Durante esta revisión, en la que participaron el Dr. Rafael Franco Santillán, director de la carrera de Médico Cirujano, y el Dr. Alfredo Montañez, coordinador académico, sufrí burlas por parte del profesor Eduardo Portillo del Campo, quien no me permitía hablar cuando me correspondía debatir para defender mis respuestas correctas con bases bibligráficas en el libro de Guyton y Hall, Tratado de Fisiología Médica, Décimo Segunda Edición.

“Viendo los directivos que el profesor Eduardo Portillo no iba preparado para realizar la revisión decidieron detenerla y convocar a una segunda revisión en la que estuvieron presentes el coordinador de la carrera, Israel López Saucedo; la titular de Control Escolar, Silvia Sofía Garibay Domínguez, y el representante de la Coordinación de Educación Media Superior, Superior y Particular de la Secretaría de Educación del Estado de Durango, Arturo Meza Zúñiga. En esta revisión también fui tratado de manera despectiva y prepotente por el profesor Eduardo Portillo del Campo, ante la complacencia de las autoridades ahí presentes. El profesor Portillo del Campo se molestaba porque le debatía correctamente las respuestas que me había calificado mal, por lo que decidí no continuar y pedir un tercero en discordia, para que la revisión de mi examen fuera neutra y justa, pero estos directivos no aceptaron.

[quote_box_center]“La titular de Control Escolar, Silvia Sofía Garibay Domínguez, me dijo que se levantaría un acta porque yo di por terminada la revisión y sin más trámites me enviaron a examen extraordinario”, manifiesta Alfredo Hugo Martínez Nevárez.[/quote_box_center]

Luego de estos hechos, Alfredo Hugo Martínez Nevárez, de 32 años de edad, el 4 de agosto de 2014 presentó su denuncia ante la titular de la Coordinación de Educación Media Superior, Superior y Particular de la Secretaría de Educación del Estado de Durango, Lic. Irma Inés Guzmán Ávila, también en la Comisión Estatal de Derechos Humanos, a cargo del Lic. Felipe de Jesús Martínez Rodarte, y en el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, por considerar que se cometió una injusticia en su contra y que sus derechos humanos fueron violentados. “Considero que fui discriminado por mi edad y por mi nivel de preparación ya que defendí eficazmente las respuestas correctas que el profesor Eduardo Portillo del Campo me calificó mal”, expresa el ex alumno de la Universidad España, Alfredo Hugo Martínez Nevárez, quien decidió abandonar esta universidad y continuar dando clases de las materias de Historia y Ciencias en secundaria.

“Voy a reforzarme económicamente porque en la Universidad España solamente perdí mi tiempo y mi dinero, y más adelante ingresaré a una universidad realmente seria porque quiero y puedo graduarme como Médico Cirujano”, concluye Alfredo Hugo Martínez Nevárez.

COMPARTIR