Sr. Fernando Miranda Servín.
Director General del periódico razacero. Periodismo ciudadano.

Presente:
Mucho agradeceremos que publique en su prestigiado medio de comunicación lo siguiente:

 

De acuerdo con el gobierno del estado de Durango, a través de la Secretaria de Finanzas y Administración, el presupuesto de 2015 para el Sector Salud es de $2,344,789,591.00, dato que aparece publicado en la página de internet

transparencia.durango.gob.mx, en donde se especifica que $2,073,140.042 están destinados a “Servicios de Salud del estado” y $271,649,549 al DIF.

El titular de la Secretaría de Salud del Estado de Durango es el Dr. Eduardo Díaz Juárez y, de acuerdo al artículo 15 de la Ley de Salud del Estado de Durango, su función es precisamente ser Director General de los Servicios de Salud del estado, en los términos del decreto.

En su artículo 9, la Ley de Salud del estado de Durango dice: “Es obligación del estado proporcionar servicios de salud a toda la población y mejorar la calidad de los mismos”. En el artículo Bis VI manifiesta esta ley: “También es obligación de las autoridades de Salud impulsar en el ámbito estatal un sistema racional de administración y desarrollo de los recursos”.

En su organigrama, el Dr. Eduardo Díaz Juárez coloca como Directora Administrativa de la Secretaría de Salud del estado de Durango a la C.P. María de Lourdes Eugenia Díaz Herrera, y le delega la responsabilidad para manejar los recursos del sistema de salud del estado. Pero aquí es en donde los ciudadanos tenemos dudas sobre si los recursos destinados a satisfacer la demanda de Servicios de Salud de la población duranguense son utilizados de manera correcta y transparente, ya que en la página web del gobierno del estado, así como en la página de esta dependencia (Secretaría de Salud), no indican cómo se gasta el presupuesto arriba mencionado.

Dr. Eduardo Díaz Juárez, Secretario de Salud del Estado de Durango, podría ser sujeto de responsabilidad penal por los actos de omisión que comete en el desempeño de sus funciones.
Dr. Eduardo Díaz Juárez, Secretario de Salud del Estado de Durango, podría ser sujeto de responsabilidad penal por los actos de omisión que comete en el desempeño de sus funciones.

Según la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Estado de Durango, todos estos datos deben de hacerse públicos, pero, por lo que podemos constatar, el gobierno del estado está violando esta ley.

Como ciudadanos, tenemos derecho a conocer cómo se gasta el presupuesto que es obtenido por ingresos estatales y, principalmente, federales, que, al fin de cuentas son dineros provenientes de nuestros bolsillos.

Actualmente, el servicio de abasto de medicamentos funciona por medio de una licitación, que desde hace mucho tiempo siempre ha sido ganada por una empresa, Soriana, que es la encargada de surtir la mayor parte de medicamentos del cuadro básico que son prescritos en la red de Servicios de Salud del estado de Durango, previamente autorizados por el Consejo de Salubridad General y publicados en el Diario Oficial de la Federación.

Esta empresa, Soriana, también desde hace mucho tiempo ha venido violando algunas cláusulas de esos contratos de licitación que ha ganado al no entregar en tiempo y forma la cantidad de medicamentos, utensilios y equipos médicos convenidos con la Secretaría de Salud duranguense, ocasionando graves estragos, y hasta muertes, entre los miles de pacientes que en circunstancias diversas y frecuentes necesitan algún medicamento o los médicos requieren de algún equipo para salvar sus vidas, y estos no se encuentran en las farmacias ni en las instalaciones de la Secretaría de Salud porque la empresa Soriana simple y llanamente no los ha entregado a tiempo. ¿Por qué las autoridades estatales, especialmente de la Secretaría de Salud, no toman las medidas legales correspondientes para dar por terminados los contratos que tienen con esta empresa irresponsable?

Por otro lado sabemos, a través de testimonios de empleados de la misma Secretaría de Salud, que esta dependencia, en base a los contratos que ha firmado con la empresa Soriana, está impedida de comprar medicamentos, equipos y enseres médicos a otras empresas porque la empresa Soriana inmediatamente la demandaría.

¿Por qué la empresa Soriana sí puede demandar a la Secretaría de Salud por incumplimiento de contrato y la Secretaría de Salud no demanda a la empresa Soriana cuando esta no cumple con la entrega de medicamentos y equipos médicos?

¿Qué extraños acuerdos tiene el titular de la Secretaría de Salud del Estado de Durango, Dr. Eduardo Díaz Juárez, y su directora de Administración, C.P. María de Lourdes Eugenia Díaz Herrera, con la empresa Soriana?

Así, los ciudadanos ya sabemos que la falta de medicamentos y equipos médicos en todas las instalaciones de la Secretaría de Salud del estado de Durango no se debe a la carencia de dinero sino a esta relación corrupta que existe entre las autoridades de la Secretaría de Salud estatal y la empresa Soriana, que debería de ser demandada legalmente por la Secretaría de Salud para que cumpla con los contratos de las licitaciones que ha ganado y, en caso de no hacerlo, dar por terminados esos contratos. Pero como podemos constatar, por razones que los ciudadanos desconocemos pero sospechamos, no lo hacen.

Otra parte de este cuadro básico de medicamentos no entra en el esquema de las licitaciones y es comprado por el Departamento de Adquisiciones, dependiente de la Dirección de Planeación. Con intereses fuertes, la Dirección de Administración de la Secretaría de Salud interviene para controlar dicha compra; sin embargo, la falta de pagos a sus proveedores y el desconocimiento de su área de compras de medicamentos ha ocasionado el desabasto de hasta un 40%, afectando específicamente a los afiliados al Seguro Popular (basta con revisar el número de quejas de afiliados en las oficinas del Seguro Popular, ubicadas en la calle 20 de Noviembre, para percatarse de la gravedad de la situación).

Y algo verdaderamente indignante es lo que sucede en el Centro Estatal de Cancerología de Durango, en donde por falta de medicamentos fallecen de manera cruel e inhumana pacientes con enfermedades catastróficas, como cáncer, sida, hepatitis, etc. También, niños con leucemia han muerto y a otros les han retrasado sus tratamientos por falta de medicamentos que la Secretaria de Salud estatal tiene la obligación de proporcionar y no lo hace.

Centro Estatal de Cancerología. Los pacientes fallecen por falta de medicamentos.
Centro Estatal de Cancerología. Los pacientes fallecen por falta de medicamentos.

Si el titular de la Secretaría de Salud estatal es el Dr. Eduardo Díaz Juárez y su Directora Administrativa es la C.P. María de Lourdes Eugenia Díaz Herrera ¿por qué no dan la cara a la ciudadanía y le explican la supuesta problemática económica que tienen los Servicios de Salud del estado de Durango y que afectan primeramente a los pacientes, después a los proveedores y prestadores de servicios y luego a los mismos trabajadores de esta institución?

¿Por qué no explican la falta de medicamentos? ¿Acaso no existe un presupuesto de $2,073,140.042 destinados a “Servicios de Salud del estado”.

A nosotros los ciudadanos no nos interesan sus disputas internas o sus problemas de personal, también derivados de su ineficacia. Queremos soluciones que lleven a proporcionar un trato digno a la ciudadanía y a castigar a los responsables de cometer graves actos de corrupción que ponen en peligro la vida de los pacientes.

 

Atentamente.

Proveedores, prestadores de servicios, trabajadores y pacientes de la Secretaría de Salud del Estado de Durango y del Seguro Popular.

COMPARTIR