Alicia Gamboa, candidata priísta a diputada federal por el IV distrito de Durango. Una campaña sin propuestas y rodeada de personajes indeseables.

De la redacción de razacero.

Los constructores de La Casa Blanca de Durango ya se encuentran en el equipo de campaña de la candidata priísta a diputada federal por el IV distrito electoral, Alicia Gamboa Martínez.

Alicia Gamboa, candidata priísta a diputada federal por el IV distrito de Durango. Una campaña sin propuestas y rodeada de personajes indeseables.
La Casa Blanca de Durango, monumento a la corrupción del “nuevo PRI”.

La historia se remonta a principios de enero pasado, cuando en el canal 10 de televisión local apareció la señora Flora Jazmín Cupich Name denunciando a su esposo, Luis Alberto Escajeda Arce, por los maltratos físicos y verbales que le daba, hechos por los cuales solicitó dos averiguaciones previas en la Fiscalía General de Durango en contra de su esposo por los delitos de lesiones y amenazas.

Luego de aparecer esta entrevista en las redes sociales de internet, recibimos en la redacción de razacero una llamada de un empleado de la Dirección de Servicios Públicos Municipales de la ciudad de Durango solicitándonos una entrevista con la condición de que le guardáramos el anonimato por razones de seguridad.

El empleado manifestó que la persona a quien su esposa estaba denunciando en las redes sociales, Luis Alberto Escajeda Arce, hasta el mes de octubre de 2014 había sido subdirector de Servicios Públicos Municipales de la ciudad de Durango y había sido destituido por habérsele descubierto un desfalco de varios millones de pesos. Además de esto, el empleado denunció: “A finales de 2013 Luis Alberto Escajeda comenzó a construir su casa en el fraccionamiento Colinas del Saltito, en la calle Circuito Ferrería Núm. 132. Todo el material de construcción lo extrajo de la Subdirección de Servicios Públicos. Todas las facturas de las compras de cemento, ladrillos, arena, grava y material para las instalaciones hidráulica y eléctrica fueron cargadas a los gastos de esta subdirección”, informó el trabajador, y agregó: “También empleados de esta dependencia fueron utilizados para construir esta casa, que fue edificada en medio año, de diciembre de 2013 a julio de 2014, y costó aproximadamente 3 millones de pesos”. (Ver reportaje La Casa Blanca de Durango)

Ahora, en plena campaña electoral para elegir diputados federales, trabajadores del municipio de Durango y militantes del mismo Partido Revolucionario Institucional denuncian en la redacción de raza cero lo siguiente:

“Los directivos del PRI, a petición de Luis Alberto Escajeda, el propietario de La Casa Blanca de Durango, solicitaron al Secretario del Ayuntamiento de Durango, Ernesto Abel Alanís Herrera, que les diera un permiso oficial al subdirector de Áreas Verdes de la Dirección de Servicios Públicos Municipales, Marco Antonio Pérez González, y al encargado de Patrimonio de esta misma dirección, Jorge Armando Huerta, para integrarse a la campaña electoral de Ali Gamboa, de la cual Luis Alberto Escajeda Arce es uno de los coordinadores principales junto con el Ing. Guillermo Adame Calderón, funcionario de la Secretaría de Educación del Estado de Durango”, exponen.

Luis Alberto Escajeda Arce, ex subdirector de Servicios Públicos Municipales de la ciudad de Durango, permanece impune.
Luis Alberto Escajeda Arce, propietario de La Casa Blanca de Durango, y su pandilla de saqueadores, integrantes del equipo “selecto” de campaña de Ali Gamboa.

Los trabajadores del municipio de Durango, específicamente de la Dirección de Servicios Públicos, manifiestan que el subdirector de Áreas Verdes, Marco Antonio Pérez González, fue quien mandó a sus cuadrillas de trabajadores para que laboraran como albañiles en la construcción de La Casa Blanca, que Luis Alberto Escajeda Arce edificó con recursos de la subdirección de Servicios Públicos Municipales antes de ser despedido en octubre del año pasado.

“Jorge Armando Huerta, el titular de Patrimonio, facturó parte del material para construir La Casa Blanca y proporcionaba el parque vehicular para transportar a los trabajadores de la subdirección de Áreas Verdes al fraccionamiento Colinas del Saltito”, denuncian.

Ahora, este par de funcionarios corruptos ya forman parte del equipo de la candidata priísta a diputada federal por el IV distrito electoral de Durango, Alicia Gamboa Martínez. Y al respecto, los priístas denunciantes expresan: “Ali Gamboa le ha dicho a sus colaboradores de campaña que sean discretos y no le digan a los medios de comunicación que Luis Alberto Escajeda Arce es uno de sus coordinadores de campaña; también, le ha pedido a este que en los eventos públicos no se le acerque, pero ahí lo tiene formando parte de su equipo”.

Así, con golpeadores de mujeres, atracadores profesionales y financiamientos ilegales de dependencias federales (ver reportaje CORETT financia campaña de Ali Gamboa) esta candidata priísta pretende ganarse el voto de la ciudadanía duranguense, una ciudadanía que ya está harta de los actos de corrupción extremos practicados por esta clase política que se ha mantenido en el poder en esta entidad durante más de 90 años.


 

COMPARTIR